bebe

EL VALOR DE LA AUTONOMIA


Casi todos los padres tenemos un instinto innato de protección con nuestros hijos. Intentamos evitarles sufrimientos y decepciones. Os sonarán algunas frases de hoy en día: “ Ya tendrán tiempo de sufrir cuando sean mayores”. “Es más fácil si lo hago yo”.” No puedo verle sufrir”.” Quiero que disfrute de la infancia, que juegue, ya tendrá tiempo para las responsabilidades”. “Total, para el poco tiempo que paso con ellos…”.” No se cómo decirle que no”.

El papel protector de los padres es muy importante, especialmente en los primeros años de vida de los hijos, pero un exceso de protección puede ser nocivo para su desarrollo emocional, creando jóvenes inmaduros, incapaces de afrontar las dificultades de la vida. Además nos sentimos padres esclavizados ¡Todo lo hago por mis hijos!”, “No tengo nada de tiempo”. Somos padres excesivamente serviciales.

Los padres tendremos que lograr un equilibrio entre la innata protección a los hijos y la autonomía que éstos necesitan.

Desde que el niño nace se produce un proceso progresivo de búsqueda de autonomía por parte del niño. Los padres podemos ir estimulando la autonomía de nuestros hijos desde que éstos son pequeños, en distintos ámbitos como pueden ser: Las tareas del hogar, las tareas escolares, el aspecto y aseo personal, la vida social, etc.

– En lo que se refiere a las tareas académicas, es muy importante tener en cuenta que bajo ningún concepto debemos hacer los ejercicios por ellos. Es bueno que les animemos a que resuelvan sus dudas utilizando diccionarios, enciclopedias o consultando en Internet, ya que de esta manera empezarán a ser autosuficientes y no dependerán tanto de nosotros.

– Respecto a las tareas domésticas, es muy positivo que los hermanos acuerden un reparto del trabajo y que se responsabilicen de su parcela. Los padres velaremos porque no se produzcan agravios comparativos en estos repartos pero dejaremos la iniciativa a nuestros hijos.

– También es importante estimular su autonomía social, permitiendo que vayan a pasar el día a casa de amigos o que éstos vengan a nuestra casa, que se reúnan con amigos y organicen juegos y actividades para hacer con ellos.

Es fundamental reconocer su esfuerzo y felicitarles por sus logros, no quitar mérito a éstos por pequeños que sean. De esta manera, los pequeños estarán cada vez más motivados para intentar nuevos retos.

Estaremos supervisando estas actividades hasta que las logren realizar con corrección. De esta manera, un niño con ocho o nueve años ya debe estar en disposición de realizar por sí solo todas las tareas relativas a su aseo personal, a ordenar sus cosas y a saber comportarse en la mesa o ante una visita.

A este respecto según la edad del niño podemos establecer los siguientes objetivos:

– Un niño de cinco años estará en disposición de recoger los juguetes cuando ha terminado de jugar, lavarse las manos y los dientes, sentarse con corrección a la mesa, vestirse solo.

– A los seis años podrá hacer sus tareas académicas (con nuestra ayuda y supervisión), usar correctamente los cubiertos, bañarse o ducharse solo, peinarse.

– Con siete años estará en condiciones de ayudar en las tareas de la casa, mantener su habitación ordenada.

– A partir de los siete u ocho años los niños estarán en condiciones de empezar a resolver muchos de los problemas cotidianos que les surjan tanto en casa como en el colegio.

El desarrollo de la autonomía personal en niños  es un aspecto importante de su desarrollo. Un niño que es autónomo para el vestido, auto cuidado, alimentación u organizar sus pertenencias… también lo es para el aprendizaje, para la relación con otros niños y en general, para resolver problemas cotidianos. Por el contrario, un niño dependiente en los hábitos habituales de autonomía, suele ser dependiente para el aprendizaje, para la relación con otros niños y en general, es dependiente para resolver problemas.

Opt In Image

Rellena el siguiente formulario para poder enviarte la guía a tu email.

adminEL VALOR DE LA AUTONOMIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *